LAS FORMAS NO PERSONALES: EL GERUNDIO


El gerundio es, junto con el infinitivo y el participio, una forma no personal de los verbos. Se caracteriza por la terminación -ndo. 

Básicamente se forma añadiendo -ando a la raíz de los verbos acabados en -ar, y -iendo, a la raíz de los verbos acabados en -er e -ir. El gerundio, como el caso del infinitivo, carece de flexión de género y número.

Usos

El gerundio como se dijo es una de las tres formas no personales del verbo en español y su terminación característica es -ndo. Tiene usos muy diversos:

  • puede formar una perífrasis verbal con el verbo estar para expresar lo que ocurre en el momento del habla;
    Ejemplo:
    Estoy comiendo un helado.
  • o usarse para abreviar varios tipos de oraciones, expresando una relación temporales, causal, modal, condicional, concesiva o consecutiva:
    • Relación temporal: ¿cuándo?
      Ejemplo:
      Saliendo del estadio, nos encontramos con una multitud de seguidores.
    • Relación causal: ¿por qué?
      Ejemplo:
      Estando lesionados dos jugadores importantes, comenzamos el partido con desventaja.
    • Relación modal e instrumental: ¿cómo?
      Ejemplo:
      Conseguimos ganar luchando enérgicamente.
    • Relación condicional: ¿bajo qué condiciones?
      Ejemplo:
      Lamentándonos sólo habríamos conseguido perder.
    • Relación concesiva: ¿a pesar de qué condiciones u obstáculos?
      Ejemplo:
      Aún sabiendo que sería difícil, lamentándonos solo habríamos conseguido perder.
    • Relación consecutiva: ¿qué consecuencia se da?
      Ejemplo:
      Luchamos enérgicamente, ganando así el partido.
  • Puede abreviar oraciones subordinadas: con + gerundio.
    Ejemplo:
    Comenzamos el partido con la portería mirando hacia el sur.
    (en lugar de: Comenzamos el partido con la portería que miraba hacia el sur.)
  • Se usa en algunas locuciones verbales.
    Ejemplo:
    Nos fuimos corriendo al vestuario para celebrarlo.


Formación del gerundio

El gerundio se forma añadiendo -ando a la raíz de los verbos terminados en -ar y -iendo a la raíz de los verbo terminados en -er/-ir.

Ejemplo:
hablar → hablando
aprender → aprendiendo
vivir → viviendo

Gerundios irregulares:

La formación del gerundio en algunos casos es irregular.

  • Los verbos acabados en -ir que en presente exigían un cambio vocálico (-e > -ie/-i), modifican también la vocal en gerundio: -e > -i.
    Ejemplo:
    preferir > tú prefieres > prefiriendo
    sentir > tú sientes > sintiendo
    venir > tú vienes > viniendo
    mentir > tú mientes > mintiendo
    reír > tú ríes > riendo
    servir > tú sirves > sirviendo
    decir > tú dices > diciendo
    seguir > tú sigues > siguiendo
  • Verbos acabados en -er o -ir que en presente exigían un cambio vocálico (-o > -ue) modifican también la vocal en gerundio: -o > -u.
    Ejemplo:
    poder > puedo > pudiendo
    dormir > duermo > durmiendo
    morir > muero > muriendo
  • Si la raíz acaba en vocal, la i de -iendo se convierte en una y.
    Ejemplo:
    construir → construyendo
    leer → leyendo
    traer → trayendo
    oír → oyendo
    ir → yendo
  • Después de ñ ll, se elimina la i.
    Ejemplo:
    gruñir → gruñendo
    bullir → bullendo


Publicar un comentario

0 Comentarios